Lombricultura

Lombricultura

Humus de Lombriz:

Una vez realizado el proceso de compostaje comenzamos el trabajo de producción de humus. Para esto es necesario contar con un lecho de lombrices californianas. Este sistema se utiliza para generar un producto de mayor calidad de abonado.

El humus es el conjunto de heces fecales de la lombriz y tiene la misma consistencia de la tierra negra, no produce olor y es esponjosa. Un 50% de lo que come la lombriz californiana es convertido en humus.

La humedad y la temperatura es muy importante para mantener a las lombrices, lo ideal es tener una humedad del 85% y una temperatura de 20 Grados.

También hay que cuidar el PH, este debe ser lo más neutro posible, en un rango de 5 a 8.

La alimentación es fundamental y por tal motivo realizamos el compostaje previo. La idea es darle el alimento medio descompuesto para facilitar el trabajo y evitar la fermentación.

Un kilo de lombrices come un kilo de alimento y de este alimento sale un 50% de humus. Para cosechar el Humus es necesario separar a las lombrices del alimento y para esto se realiza un manejo con el alimento logrando desplazara las lombrices de un lado a otro.

El humus es más rico en NPK  y Calcio que cualquier otro fertilizante en el comercio y no deja residuos ni desgasta el suelo. Podemos incorporarlo  directamente en nuestra huerta durante todo el año manteniendo un equilibrio en los nutrientes del terreno. 


• Incrementa la biomasa de micro organismos presentes en el suelo.
• Estimula un mayor desarrollo radicular.
• Retiene la humedad en el suelo por mayor tiempo.
• Incrementa la producción de clorofila en las planta
• Reduce la conductividad eléctrica característica de los suelos salinos.
• Mejora el pH en suelos ácidos.
• Equilibra el desarrollo de hongos presentes en el suelo.
• Aumenta la producción en los cultivos.
• Disminuye la actividad de chupadores como áfidos

En Apialdea no solo tenemos abejas, también contamos con un sistema integrado y comprometido con el medioambiente